Aurum Red es considerado el vino más caro del mundo. Una mezcla de arte y calidad en un producto demasiado selecto

En las planicies de la localidad conquense de Las Pedroñeras se produce el vino más costoso del mundo: el precio de la edición oro de Aurum Red se disparó de los 17.000 a los 25.000 euros en menos de un año. El viticultor y propietario de la exclusiva bebida, Hilario García, no contento con los precios que ha alcanzado su producto, lanzará una edición especial para este mes que reunirá arte y vino y que podría llegar a costar 340.000 euros.

García trabajará de la mano con Alberto Rodríguez Serrano, un joven prodigio de la pintura española, quien ya se ha ganado la oportunidad de exponer en la Academia de Bellas Artes de Florencia.

La nueva edición del vino Aurum Red costará 340.000 euros

El artista elaborará una vasija que contendrá 16 litros de la edición oro de Aurum Red. Este será el primero de varios proyectos que Hilario García tiene en mente para integrar vino y arte en un solo concepto.

«Es caro porque el propio mercado así lo ha decidido, hay gente dispuesta a pagarlo porque les aporta sensaciones que no encuentran en ningún otro producto del mundo», explica García.

Los matices de Aurum Red cambian según la dirección que se tenga de la copa al beber. Si se siguen las recomendaciones de García y se agita suavemente la bebida en sentido horario, el vino desprenderá aromas como pan de higo, brevas y otras notas especiadas.

Varios enólogos que han probado esta especial bodega, aseguran que el vino no se avinagra luego de estar abierto; por el contrario, mejora su sabor con el paso de los meses e incluso de los años.

El sabor del vino más costoso del mundo es más alcohólico, maduro y ancho y menos largo. Tiene más finura y elegancia y un aroma en el que predominan las frutas pequeñas, el cacao y los cassis.

botella limitada
Edicion especial de AurumRed, con botella diseñada por Alberto Rodríguez Serrano. 

El secreto de la fórmula

Las botellas de AurumRed se conservan en vertical en vez de horizontal, la posición habitual. Según García, la posición y la forma de la botella que él utiliza genera energías piramidales al estar de pie, lo que favorece el sabor del su vino.

Hilario García es muy meticuloso con la producción de su bebida estrella, de hecho no deja que nadie ajeno a él tenga contacto con las vides. Considera que cualquier presencia ajena afectará la calidad de la uva.

Esta teoría la basa en los estudios de Masaru Emoto, quien hizo un experimento con dos vasos de agua, a quienes les dio información negativa y positiva respectivamente para luego ponerlos a congelar y formar dos cubos de hielo.

Las muestras de los hielos, analizadas desde un microscopio, indicaron que los cristales que tenían información negativa eran amorfos, mientras los de información positiva tenían proporciones perfectas.

La edición oro de AurumRed solo se compone de 300 botellas al año, y más de la mitad de ella queda almacenada en la bodega por varios años. García asegura que de este modo se ofrece una garantía de calidad extra a sus clientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

RECUERDA: nuestros vinos TUDANCA Crianza y Roble han sido los mejores en los Premios ENVERO... Mil siempre aciertan!! Ahora puedes comprarlos en nuestra tienda online Descartar