El masaje sueco

Tras completar un circuito Spa es muy importarte no olvidarse de la fase de reposo, ya que intensifica la sensación de bienestar después de las otras terapias, explicadas en los anteriores posts, para ello contamos con unas tumbonas de las cuales 4 son calefactadas, que permiten mantener la temperatura de las mismas, de forma constante, proporcionando una sensación de bienestar por los efectos que produce sobre el sistema nervioso, muscular y cardiovascular. Todo esto acompañado de una fabulosa vista a nuestros viñedos.

Para obtener una mayor relajación lo pueden acompañar con un masaje de nuestra amplia carta, en el blog de hoy hablaremos del masaje sueco (base de la gran mayoría de masajes que se dan en Europa hoy en día), sus beneficios, técnicas e indicaciones.

QUE ES EL MASAJE SUECO

De todos los tipos de masaje existentes, el masaje sueco es sin duda el más conocido y el más practicado. Tanto es así que se le conoce como «masaje tradicional» o «masaje clásico» en los centros de masaje y spa donde es ampliamente practicado.

Este tipo de masaje fue desarrollado por el fisioterapeuta sueco Per Henrik Ling a principio del siglo XIX, quien hizo de la gimnasia medicinal su especialidad. Él desarrolló y enseñó algunas técnicas de influencia oriental, originarias principalmente del «Tui Na», el masaje chino.

El masaje sueco está destinado a aliviar todo el cuerpo mediante la relajación de los músculos. Para realizar un masaje sueco, el terapeuta debe utilizar crema o un aceite de masaje para un resultado más relajante, y puedan deslizarse las manos por la piel del paciente sin perder sensibilidad.

El masaje sueco presenta beneficios terapéuticos de estilo físico y psicológico, y es especialmente útil para aliviar dolores y bloqueos crónicos. Al estar los músculos relajados, éstos proporcionan inmediatamente más flexibilidad al cuerpo, además de causar un estado de relajación intensa.

La sensación de bienestar que aporta el masaje sueco es perfecta para combatir bloqueos y tensiones musculares, el estrés, la ansiedad o la depresión.
Nuestra carta de masajes cuenta con varios tipos de masaje sueco, dentro de los masajes relajantes están: Masaje sueco relajante y masaje sueco muscular.

Dentro de los masajes relajantes tenemos:

  • Integral Relax: masaje para ayudar a aliviar la tensión de todo el cuerpo y a relajarse. Disponemos de varios tipos, en función del tiempo de actuación y/o el efecto que se quiera conseguir.
  • Relax parcial: de duración 25 minutos, intensidad media, siempre que el paciente refleje relajación y no tensión por el dolor. Trata una zona del cuerpo; ya sea zona cervical, espalda, piernas y glúteos o pies.

Dentro de los masajes musculares están:

  • 2 zonas a elegir: Alivia la tensión muscular en las zonas a tratar, provocadas principalmente por las malas posturas. Pueden tratarse en una sesión de 50 minutos espalda y cervicales, o bien, piernas y espalda.
  • Integral muscular: Alivia la tensión muscular con manipulaciones intensas de prácticamente todo el cuerpo, provocando liberación de tensiones musculares a nivel general.
2022-11-15T17:40:01+01:00