Nuestro SPA Tudanca: relax entre viñas

En un entorno diferente, rodeado de viñedos y jardines se ubica el SPA Tudanca. Es un centro de hidroterapia discreto pero, para el gusto de la mayoría de nuestros clientes, lo tiene todo: techos altos, decoración minimalista, luz natural que en los días despejados incide en el agua de la piscina, provocando una sensación de relax fuera de lo común. Un verdadero espacio de evasión.

A lo largo de las publicaciones que iremos realizando, os contaremos todo sobre nosotros, sobre el circuito spa, los beneficios y aplicaciones de un spa, tratamientos de hidroterapia, haloterapia, distintos tipos de masajes y rituales corporales y faciales que realizamos en nuestro centro, así como todo lo bueno y relajante que puede obtener viniendo a visitarnos.

Comenzaremos esta publicación definiendo un spa y las diferencias que existen entre éste y un balneario. (Mucha gente sugiere que es lo mismo o parecido, pero nada más lejos de la realidad).
SPA: Existen dos tipos de origen para esta palabra. Una de ellas es Spa, ciudad belga que fue muy popular en tiempos de los romanos por sus baños termales. De ahí tomarían la definición. La otra vendría del latín; salus per aquam, cuyas siglas darían lugar al término SPA. En definitiva, un spa es un espacio de descanso y restauración de la salud que apela al agua para realizar diferentes tratamientos.

BALNEARIO: es un paraje que se encuentre junto al mar o al lado de un arroyo, río, lago o laguna, que funciona como lugar de descanso, esparcimiento en la tierra y en el agua  un balneario es un Centro Sanitario que dispone Aguas mineromedicinales declaradas de Utilidad pública. Instalaciones adecuadas para llevar a cabo los tratamientos que ofrece por estar en ellos especializados y un Servicio médico especializado con médico hidrólogo

Diferencia entre Spa y Balneario:

La principal diferencia es el “agua”. En un Spa el agua es de uso corriente, bien sea de pozo, o de canalizaciones urbanas calentada artificialmente en una piscina o vaso estanco. Tratada para utilidad pública. En un balneario el agua procede de emanaciones o corrientes naturales y la temperatura a la que se accede es de origen natural. Ej. Termas de Armedillo, La Rioja. Contienen diversos minerales en su concentración que permiten utilizarse como tratamiento para diferentes dolencias, Ej.  cálcicas son aconsejables para el aparato digestivo,  las diuréticas para la reducción de la tensión sistólica, las magnésicas facilitan la función renal y vasodilatadora, las bicarbonatadas favorencen la actividad pancreática y las fluoradas para la estructura ósea.
No por estas diferencias los spas desmerecen su utilización y beneficios ya que a pesar de que los balnearios cuentan con aguas medicinales que no tienen cabida en los spas, sí que es cierto que ambos poseen objetivos comunes, tales como activar la circulación, combatir el estrés y aliviar ciertas dolencias musculares.

El agua de nuestro spa contiene diferentes minerales en altas concentraciones como el hierro, es un agua ferrosa sin llegar a ser mineromedicinal. Estas características hacen que nuestro agua sea buena para problemas de anemia, de la piel y del cabello.

En este post hablamos de nuestra piscina spa que contiene 11 puestos de hidromasaje. Son los siguientes. 4 tumbonas de burbujas de intensidad media, que activan la circulación de todo el cuerpo y relajan la musculatura de pies a cabeza. Un jacuzzi de alta intensidad beneficioso para la circulación de las piernas y el retorno venoso tomado de pie y para todo el cuerpo usándolo sentado. 4 chorros lumbares de intensidad media-baja que descargan las molestias lumbares. Además dos de ellos poseen silla de burbujas haciendo que su intensidad sea más notable. Cascada y cuello de cisne, especialmente diseñados para dolencias musculares y articulares de cervicales y dorsales altas.
La temperatura del agua de nuestra piscina oscila entre los 33 y 34.5ºC favoreciendo el bienestar, la relajación y el beneficio de todos los puestos de hidromasaje

2022-02-01T11:01:00+01:00